jueves, octubre 12, 2006

intentos de color

Gris es el color de mi pelo al levantarme, mi norte, mi cara reflejada en los estanques de las mañanas, mi disfraz de lluvia, los paisajes que escarban en mi memoria, mi camisa de fuerza
El gris chorrea por mi persiana y lo recojo en medio de un suspiro gris
Verde son mis nubes al caminar, algunos amigos, la agenda profanada con una gota de absenta, el chicle de clorofila que compartimos, mis pies en el paso de cebra vagabundo de tus piernas, la manzana que muerden otros
Azul son las mejillas del mediodía, los botones de tu blusa, la ventana alegre del rosal, el triunfo de las batallas
Roja es tu imagen navegando por mi sangre. De color rojo es la tarde que eres, el color de tu coche, la sombra de los pétalos, los pájaros del deseo, los insolentes atardeceres de Cádiz
Amarillos son mis párpados reclamando libertad, los muros y las losas de las oficinas, la cabeza cortada de la tarde, las grietas cotidianas, las piedras que rebotan, el autobús de vuelta a casa, las hojas que no caen en este otoño
Blanca...blanca, es tu voz y tu mirada iniciando la danza que hace llover, tus pechos de tiza, el olor del horno en la panadería, la luz de las bombillas que nos delatan, tu huella en el marca-libro
Blanca es la Luna que llevo escondida en la garganta
Una gaviota que mientras vuela te escribe.

Escuchando a Maga "intentos de color" título prestado.

4 comentarios:

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

"Cuando le despidieron (si así se le puede llamar) de su antigua ocupación, decidió rehacer su vida. Abandonó el alcohol, hizo una purga interior, entonó el "mea culpa" y pasó del desprecio a la vida ajena a una conveniente indiferencia. Ya no volvería a asesinar a sangre fría, pero tampoco podía vivir sintiéndose culpable porque otros sí pudieran y él no tuviera el poder de evitarlo. Desempolvó sus pequeños ahorros y sus estudios y ocupó un puesto gris, en un despacho gris, compró una casa gris y se convirtió en un hombre gris. Su vida, ahora, era monótona y tranquila. La única razón por la que seguía llevando un arma, era porque se sentía desnudo sin ella."

El principio me ha recordado este parrafo.
Un saludo.

Liliana dijo...

Emulando a Maga? A mí me recordó más la canción de Colores de Piratas (Que ya le recomndé en su día a Cascabel): "Negro como el fin de tus deseos que reducen poco a poco el tiempo muerto
Blanco como quedará la nada que construye tus cimientos que se doblan
Azul como el sol en tu mirada como luce en la noche mas cerrada
Rojos como blancos son los besos que me mandas desde lejos..."

Auqnue maga y piratas se llevan muy bien.

Un beso.

-Pato- dijo...

Estaba pensando en cada frase de color que iba leyendo que con esta paleta alucinante no hay pintor que pueda negarse ni ojos que no quieran pintar esas imágenes.

Yo a veces soy un cronopio amigo verde y húmedo y otras un abanico de grises y de azules, que no sé qué color hacen al ser mezclados.

Hermoso texto Miguel, bueno ya se te ha vuelto una costumbre!

Besos.

buckio dijo...

gran cancion tanto la de maga ,como la de piratas que pena que no vuelva a juntarse,pero bueno un saludito desde madrid

http://buckio.blogspot.com/