viernes, noviembre 10, 2006

No estoy soñando

Pongamos un decorado:
Una terraza a la playa, un jardín soleado, un paisaje con dos palmeras, un mar abandonado
Las olas que saben a su boca,el aire que huele a su nombre
La luz que hace que el cielo cante su propio azul
Y esa persona especial cruzando esta escena en las alas de una canción
Así podemos pensarla, adivinarla, idealizarla,en una playa de leyenda
Podemos seguir adornando esta fantasía, ya me entiendes:
Añadirle más carbón a sus ojos ardientes, más claveles a su contagiosa alegría, y seguir hasta que esta quimera empiece a sospechar de sí misma cuando el despertador suene a las 7 y nos traiga el día y con el lo cotidiano
Mejor pongamos algo más real:
Un motón de libros sobre la mesa, el programa de un cine, dos o tres facturas, una nota con una reunión del colegio
¿Mucho más objetivo no?
Dos personas compartiendo los problemas de la vulgaridad cotidiana
Parecido a una calle en un día de mucha actividad
Sonriendo, escribiendo la lista de la compra, simplemente una muchacha de pueblo que le da una mano a su compañero mientras que con la otra sujeta el carro del super
Ya sabes de lo que hablo; del amor en la rutina, hablo del amor que crece como una flor entre las grietas de la pared, de su sombra dándonos luz, del amor que se otorgan una pareja parada en la cola de un cine
Hablo del amor que guardo en mi equipaje de hombre triste, del amor que puedo dar cuando esa persona encuentre cerradas sus ventanas
No estoy soñando no
Estoy construyendo un barco con la madera desparramada de un viejo y recordado naufragio
Mi costumbre de buscarla.

13 comentarios:

la chica de los botones dijo...

yo quería hacer volar aviones en la fiesta de final de curso....
luego nos colábamos en la piscina, a robar helados...

-Pato- dijo...

Estás hablando del amor de todos los días de manera genial, no sé si lo contruirás con maderas viejas, con mas carbonilla en los ojos o menos en las palabras, con alguna ilusión dorada sentada en las alas de una canción, entre los versos de un poema recien terminado o en la cola del supermercado mientras ella controla lo que ha comprado y al levantar la cabeza registra tu mirada y te acaricia al pasar y vos le sonreís, ahí tambien hay amor construyéndose.

Besos

Y los versos que te ha dejado "la chica de los botones" son de Quique Gonzalez, me hizo feliz leerlo! :)

Aye dijo...

qué bello descubrir que ese amor cotidiano puede ser hermoso, puede ser amor del verdadero, amor como el de las poesías pero tan vivido y tan mezclado con lo cotidiano que a veces se quiere esconder...

hay que rescatarlo de ese naufragio que son los días comunes, hay que saber cómo hacerlo brillar, incluso después de los días de tormenta =)

besos y barcos en alta mar!

Paz dijo...

Hay veces en que las palabras, la noche de esta gran ciudad llena de coches, de pisadas, de miradas, de rutinas y humos, te juegan una mala pasada. Cuando llegué aquí ya sabía que habría menos estrellas…
Hoy sin embargo, anula la luz azul a la luna (lo mires por donde lo mires)

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Ciertamente yo la recuerdo así. Conmigo haciendo la compra de la semana en el super o en la barra de un pequeño bar compartiendo un rato entre cervezas. Los paseos al borde del mar no estaban mal... pero no es lo primero que me viene a la mente.
Un saludo.

Liliana dijo...

El amor de cada día puede ser lo más hermoso o una auténtica pesadilla. Exactamente és... esa flor q crece entre las piedras, ala q le cuesta sobrevivir pero si lo hace, és la más bella.

Besos.

Liliana dijo...

El amor de cada día puede ser lo más hermoso o una auténtica pesadilla. Exactamente és... esa flor q crece entre las piedras, ala q le cuesta sobrevivir pero si lo hace, és la más bella.

Besos.

Mar dijo...

ESTO SI QUE ESTA PRECIOSO!!!
cariños...
mar

Cascabel dijo...

Trabajo duro el de construir ese barco tras el inevitable naufragio...Qué bello verlo navegar después.
Es de lo que hablábamos, no? del amor al calor de la leña, de la realidad, por una vez sin tono peyorativo.

Bello, como siempre. Un abrazo.

May_solamente dijo...

Creo que es el que importa, el de todos los días, el que se construye todos los días. Me encantó!!!!
Besis, constructores....

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Creo que podemos ascender este blog a repiraciones intemporales.
Un saludo.

Miguel dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, es un placer tener a gente como ustedes como amigos.
Abrazos

americacomparini dijo...

Què bonita tu pàgina. Cada vez me gusta màs. No eres por casualidad Miguel Zamora, el controlador de Trànsito aèreo que escribe novelas ? Un abrazo. Escogiste muy bien el tìtulo "respiraciones de verano". Uno respira en tu pàgina, porque se identifica con lo que dices, con lo que dicen las amigas que te hacen comentarios. Sigue..no cambies, es reconfortante en este mundo tan bello...tan denso a ratos.