viernes, noviembre 24, 2006

partir de cero.

Sobre la cal de las paredes alguien dejó escrito
"Te esperaré al borde del abismo"
Algunas veces nos quedamos sin violines, lloramos por los tejados y miles de estrellas se suicidan en nuestras mejillas
Pero no hay tiempo de detenerse a esperar, entonces hay que saber acomodar inquietudes, aprender a mirar por el lado adecuado del espejo, pronunciar su nombre y abrigarnos para quitarnos el frío, señalar nuestras posiciones sin perder de vista la escalera contra-incendios, volver a las costumbres que nos hicieron ser persona, ya sabes de lo que hablo :los amigos, nuestro bar, el cielo que levanta una persiana, intentar que toque fondo el olvido ,comprarnos unos zapatos que sepan bailar los días helados, comer sin alimentarnos de la mano que se abrió sobre nuestros días, escuchar la lluvia sin oír el repique que suena en los tubos metálicos de nuestras venas
Aprender que la vida puede estar en otra parte: sujeta entre las pinzas de los tendederos, en las bandas magnéticas de las tarjetas de créditos, en la cabeza de una cerilla que aun no se ha prendido, en la caducidad de las botellas de vinagre de los centros comerciales, en los columpios azules del aire
Haz aviones de papel con las hojas de los almanaques y lánzalos:
A quien te escriba versos en el dobladillo de tus camisas, a quien te sonría cuando estornudes, a la persona que traduzca el nombre de las calles por donde cruces, a la que te deje sin silencios
¿Me entiendes?
Partir de cero, intuir quien eres en la foto, mirar de frente siempre
Nadie se va a parar a recoger a los caídos
Y si después de todo te empeñas en saltar , al menos habras ganado 30 segundos mas de vida
En la caja negra que encontraron al fondo del abismo se oía:
"Afortunados los que ciego de luz se iluminan"

12 comentarios:

americacomparini dijo...

Excelente tu artìculo me agradò mucho. Un abrazo. El azar me llevò a tu blog. Voy saliendo en este minuto, pero me detuvo. Ojalà pueda leerte màs. Un abrazo càlido para tì.

la chica de los botones dijo...

yo no quiero un amor civilizado...

no queda nada que decir, ya lo has dicho tu todo.
gracias

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

No sé. Alguien me dijo una vez que antes de desesperarte, si no te gusta tu vida, coge el petate y lárgate. Y en mi caso resulta. Alguien que mil veces miró el abismo cuando niño, tanto que aprendió a aguantar el vertigo. Ahora se que existe el camino de caida y el camino de subida, pero sobre todo, existe el camino de irse por donde tu elijas o te dejes llevar, que a veces viene a ser lo mismo.
Un saludo. Y arriba esa vista que en "caiz" debe de dar el sol ahorita mismo, Quillo.

Aye dijo...

me encanto...
quiero descubrir esos costados de la vida. Los otros me traen demasiado acostumbrada y quiero renovar miradas, quiero iluminar toda esa ceguera rondante.

Tengo ganas de vivir.
=)

Besos de vida

-Pato- dijo...

"miles de estrellas se suicidan en nuestras mejillas"

Qué belleza esta frase...

Estoy en un momento así, de reorientación de mi vida y muchas de esas estrellas han caído sobre mi, pero tambien se me ha abierto un cielo enorme desde este lugar nuevo al que he arribado, luego de estar perida durante mucho tiempo.

Así que creo en que se puede empezar de cero.

Besos.

May_solamente dijo...

Wow! Realmente precioso!!!
Besis!!!

ps: en comment de Pato, donde dice "perida", léase: "perdida", jajajaj!

Mar dijo...

ME GUSTO MUCHO!!!
ME ACORDE DE ISMAEL SERRANO Y SU KILOMETRO CERO,
CADA DIA ES UNA PAGINA EN BLANCO PARA ESCRIBIR MIL VECES, QUIERO SER FELIZ!!!!!!!!!!!!!!!!
MIS CARIÑOS PARA TI.,
MAR

Anónimo dijo...

Bueno, siempre digo lo msimo y me vas a decir aburrida, pero me encantó. Siempre vas aparalelo a algo mío. Besos.

Miguel dijo...

Gracias a todos vosotros por leerme, os deseo lo mejor.
Un abrazo

Moni dijo...

wow me encantó! me encontré tu blog por casualidad... saludos =)

Miguel dijo...

Carmen ¿algo paralelo? que quieres decir.
Un abrazo
---
Moni un placer para mi también.
Saludos

Carmen dijo...

Te confundes, Miguel, al adjudicarme las palabras anónimas, yo siempre me he identificado.