sábado, noviembre 18, 2006

Puntos suspensivos

Y aparece detrás de unos puntos suspensivos tirados en las aceras
Y a pesar del ruido del tráfico oigo su voz suavizando mis ridículos temores y hago un triple mortal en el alfabeto que invento con las manos para compartir con ella mis vocales.
Me habla dulcemente y me dice “acompáñame a la panadería”.
Y hace suyo el olor del horno, el del pan y el de la tarta de chocolate
La harina se confunde con el blanco de su mano, salimos y yo noto su pelo lloviéndome en la cara, y a esta ciudad ya no le falta el aire, ni la luz, ni el sonido porque ella está por todas las esquinas.
Nos damos un abrazo y brilla en mi cara todo el oro de los cuentos, pero no veo sus ojos.
Instalamos un balcón en la calle y salimos a volar,vemos la Luna despedirse del agua en un charco y contamos las gotas de lluvia de todos los tejados.
Le pido una explicación para toda esta música
Y yo voy anotando en trozos de piel lo que me ocurre
Y no es porque ella traspase todas las paredes de todas las casas
Ni el cristal de todas las vidrieras
Ni porque penetre en lo más adentro de mi adentro
Es que ella deja su ventana abierta y la amanezco
Es que escribir es mi única forma de encontrarla
Entonces me pide unos versos para descubrirla
Y yo le escribo un poema que se llama tarta de chocolate, que se llama abrazo, que se llama puntos suspensivos.

6 comentarios:

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Oye Miguel: ¿Tú no estabas detrás mío en Londres cuando iba a la panadería de la esquina cogido de la mano de ella y después paseabamos por el frío parque? ¿Tú me espiabas cuando intentaba abandonar el invierno mirándola, verdad?
Creeme si digo que te entiendo, aunque ya hace tiempo que no lo siento...
Un abrazo.

-Pato- dijo...

...

quien pudiera aparecer detrás de unos puntos suspensivos y con todo el suspenso que otorgan esos tres puntitos perdidos en un papel en blanco ser capáz de generar estas letras que saben a chocolate y a abrazo.

Mezcla irresistible!

Grandioso Miguel, besos.

Cascabel dijo...

Los puntos suspensivos siempre tienen ése algo de mágico, de querer que algo más ocurra, de no saber bien qué va a ser

Un abrazo grande, Miguel

Liliana dijo...

Siempre és preciosos lo que escribes. Me encanta. Un beso.

Miguel dijo...

La caña, efectivamente era yo, con un gorro tapádome casi toda la cara..jajaja.
Un abrazo.
-------
Tú siempres apareces delante de mi monitor.llenando las noches .Un abrazo
------
Es verdad cascabel,siempre esperamos que ocurra algo mágico y misterioso que nos llene.Un abrazo
------
Gracias liliana, también te leo y me parece fascinante lo que escribes.Un abrazo

americacomparini dijo...

Què romantico eres. Eres un poeta. Ojalà que muchos hombres se atrevieran como tù. Un abrazo. Me gusta leerte..me reconcilias con los machos ( a veces machu-menos nomàs).