domingo, diciembre 24, 2006

Acerca del frío de estos dias


Dedos que escriben nombres sobre ventanillas heladas
Besos junto a trenes gélidos que sellan nuestras ansias
Manos que se congelan en el trayecto de una caricia a un abrazo
Pasear contigo por la calle Estafeta plagada de luces navideñas donde un roce de lana se hace necesario
Tejados blancos que miran las estrellas y en cada estrella una parte de ti
Caen flores albinas sobre la ciudad de las 8 letras y peinan tu pelo de un color que solo ven los ciegos
Pisar con los ojos cerrados las hojarascas del parque Yamaguchi y perdernos por helados laberintos
Orientarnos por el olor a pacharán de la cafetería Iruña
Dibujar en servilletas iglús que juntan cuerpos, interpretando glaciares con el color de tus párpados
Escuchar tu voz cristalizada dando calor a tantas calles
Lanzarnos palabras a quemarropa para darnos cuenta de lo andado
Oir la música que brota por el forro de tu abrigo
Pedirnos fuego, nariz con nariz , como esquimales
Subir a tu caja de cerillas y desnudarnos para tener calefacción gratis
El frío que se une a todos los pretextos que tenemos para besarnos
Juntarnos hasta despertar siameses
Asomarnos a la ventana de tu cuarto para ver si era verdad que amanecía
Hoy te sugiero un destino cálido, tú solo aprieta mis manos, cuenta hasta 3, sopla las veletas, y sale sur
¿Cuando volverás a construir castillos de arena conmigo?

*Releyendo "Lejana" de Julio Cortazar, Budapest la ciudad del frío

4 comentarios:

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Noo, no me he olvidado de ti...
Un abrazo muy fuerte en esta noche de navidad. Esta siendo un placer leerte y a buen seguro que lo seguirá siendo el próximo año. Te deseo: salud, amor, riquezas y tiempo para disfrutarlo todo.
Un abrazo y feliz navidad.

Liliana C. dijo...

Aquí no hace frío


Un beso y feliz Navidad.

-Pato- dijo...

Era cortazariano el texto nomás :)

Acerca del frío en las imágenes y el calor en los corazones, eso es lo que sentí, mucho frío pro fuera, per por dentro un calorcito rico, de esos antreñables que dan ganas de quedarse.

Espero hayas pasado una bonita Navidad y que tengas un buen final y comienzo de año.

Besos

Edurne dijo...

He dejado el punto de lectura en el capítulo catorce de Rayuela,he mirado hacia abajo y estoy intentando hacerte una reverencia con genuflexión incluida, por esta maravilla tuya, tan tibia, pero tengo miedo a caer y estamparme contra el suelo, sí soy Edurne, te he redescubierto. Un beso digital, me voy a buscar a Horacio y a La Maga entre las calles y los puentes de París.