domingo, enero 21, 2007

como un explorador

Es prisa y vacaciones, pan en aceite de oliva, una excusa para escribir, doce horas en tren, sed de aeropuertos, una torre sumergida en un embalse, cohetes que alumbran el cielo, mi mapa de navegación , mi astrolabio, mi rosa de los vientos, los clavos de mi barca. Ella tan contracorriente, tan libre, tan esquiva...
Dibujarte, en papel, en paredes, en pizarras
Descubrirte disfrazada de cuerpo. Imaginarte asomada a mi historia, acoplándote a mis consecuencias
Buscarte en andenes, en aceras, en muelles, como quien busca el argumento de sus dias: buceando en el mar que arrastras al andar
Sentirte en la yerba que roza mis piernas, en mis ideas guardadas.
Necesito rastrearte toda mi vida sin remedio
Y no me miento
Seguramente no obtenga oro fraguado a partir del plomo , seguramente siga acumulando decepciones a la velocidad de la fuga
Pero mastico la pulpa de la memoria y la escupo, saco las pelusas de mis bolsillos, derribo la roca que se instaló en mi sonrisa e intento adaptarme a la montaña
Pronunciando quieros como besos, colgando miradas en los arrecifes de la tarde, lo justo para flotar sin que represente ningun peligro
Huyo de las depresiones de las iglesias, donde te cambian réplicas de pasión por corazones de oblea, de las carreterras que llevan al paraiso, del polvo de los zapatos rociados de incertidumbres, porque hay vida mas allá del último candil
Y sólo cuando se hayan agotado todas las bombillas de todas las farolas, cuando se hayan secado todas las pilas de todas las linternas, cuando no quede ningún tronco para salir del pantano, solo entonces, morir rogando será lo de menos :
Estoy helado ¿ Me concedes ese abismo?
Estoy cansado ¿Me alcanzas ese precipicio?
Quiero encontrarla ¿Me descubres esa estrella?

* Título prestado de J. Sabina , escuchando "como un explorador"

6 comentarios:

Cascabel dijo...

Entiendo cada vez menos de qué trata esto de vivir, esto de buscar, esto de no hallar...esto de "acumular decepciones a la velocidad de la fuga"...
Me gusta tu manera de buscarle un sentido.

Un abrazo fuerte

Liliana C. dijo...

Y la encuentras? La encontraste? La encontrarás? Pero qué sería de nuestra vida si no tuvieramos una sinrazón así? Aburrida, lastimosa, incoherente, falta de pasión..... respira Miguel... aunq sea invierno... Ella andará cubierta aún de días por cumplir, ajena a todo lo que se mueve por ella bajo tus pies y tu corazón.... respira hondo. La búsqueda continúa.

Aye dijo...

vivir como un explorador, descubriendo cada palmo del mundo mediante el propio conocimiento, mediante el conocimiento de los abismos y los paraísos, conociendo las estrellas de nuestro cielo.
Yo creo que con ese valor se debe sentir, con esa busqueda se debe vivir.

Me encanta como escribis...

Besos exploradores

May_solamente dijo...

Miguel, siempre es un placer leerte, siempre... ;-)
Besis, muchos!!!!

-Pato- dijo...

Es que si lo pedís así, saldría ya mismo yo, vestida de explorador a buscarte esa estrella.

Yo creo que de esto se trata vivir, de buscar y rebuscar una y otra vez.
Que algunas veces nos cansamos y bajamos los brazos y luego nos volvemos a poner de pie y seguimos por es carretera que no nos lleva a ningun paraíso.
Nos lleva a nosotros mismos.

No quiero un abismo para vos, yo te deseo millones de estrellas en tus ojos, millones en tu alma para que sigas escribiendo y una muy cerquita de tu mano sin ganas de fugarse.

Besos

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Sólo soy capaz de escribir sobre el amor cuando estoy inmerso en él de lleno, por eso tiendo a creer que todo el que exprese su pasión como tú es porque se encuentra desaforadamente enamorado e irremediablemente perdido.
Lo malo, y aunque suene a chiste no lo es, es que me paso luego un gran rato preocupado por si tu mujer o novia lee tus escritos y se siente copropietaria de tu corazón, como el que posee una multipropiedad, y solo puede disfrutar de ella 15 días al año.
Sea como fuere… hace ya tres post que te concedí tu último deseo, así que al menos, en eso, espero ver aliviado tu peso.
Para el resto de pesares: un abrazo.
(y que me gusta como escribes…)