domingo, marzo 18, 2007

A ellos...

A usted que ha sentido la amargura de llegar tarde al dolor.
A la viuda que maquilla la ciudad para disimular sus grietas.
Al nostálgico que camina hacia atrás, pero el tiempo le puso una gasolinera en aquel parque.
A la joven que un extintor le apagó los claveles.
A los que bajan la cabeza, cierran los ojos, y se rien... y de aquello hace ya miles de años.
A los solitarios que miden el tiempo en ausencias al cuadrado.
A los ancianos que quieren a fuego lento.
A los comprometidos que aplauden a los árboles y les silban a la vida eterna.
Al profano que nadie le enseñó a frotar la lámpara.
A los que quieren a alguien un 1% mas que se quieren a ellos.
A los que buscan, a los que esperan, a los que intentan hablar y las calles siempre estan comunicando.
A los desamparados que no quieren venganza ni justicia.
A los aventureros que derraman las pocas lunas que les quedan.
A ti.
Una flor se abre y te señala con un pétalo. Es primavera.

2 comentarios:

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

supongo que soy muy extraño. Lo digo porque una vez se me ocurrió una frase que me ha recordado tu texto: "Yo ya no quiero justicia, quiero venganza". Y supondo que soy extraño porque me gusta la paz y odio la violencia, y supongo que soy extraño porque los gobiernos se sustentan con armas, y supongo que soy extraño porque admito los gobiernos... y supongo que soy extraño porque ya no quiero justicia.

Cascabel dijo...

Feliz primavera para ti, entonces! que te traiga emociones hermosas y que sigas compartiéndolas con nosotros.

Un abrazo enorme, Miguel.