domingo, mayo 13, 2007

la frontera

Me saludó sin hablar , me sujetó los dedos y me dibujó con un pincel una puerta blanca en la palma de mi mano
La abrió, y desnuda entró por las ventanas mas libres de mi alma
Yo intentaba resistirme: no podía permitir que nadie se introdujera en mi mundo interior, que atravesara mi parte desconocida, mis cicatrices, mi sistema solar, mis galaxias, mi misterio. Pero cuando ella comenzó a internarse yo ya no quería otra cosa, se me erizaba el vello , lo expuse a los vientos, y me aferré a su nombre como a una tabla de naufrago
Traspasó mi epidermis, mi piel : mi frontera
Se encajó en mis venas, en mis vasos capilares, en mis huesos, estudió mi maquinaria, mis fluidos, mis cavidades, mis músculos
Ya conocía mi secreto , y cuando alguien conoce tu enigma y tus límites estás perdido, porque dependes de esa persona, ya forma parte del mapa que llevas dentro, tiene la llave hacia ti
Entonces se escapó por mis ojos en forma de lágrima. Cayó al suelo y fueron emergiendo trocitos de corazón que acababa de arrancarme, los recogió , y al evaporarse el lamento, dejó grabado en el suelo : "mírame"
Y aún hoy sigo pintando con barniz antióxido los bancos de las estaciones, continúo esperando a los trenes que llegan con retraso, como las vidrieras esperan que las arañen las gotas de rocío por la mañana
La veo en el humo del café que me tomo, en las costuras de la vida, en los presagios que me visitan de noche, en los lunes pálidos, en la soledad que me acompaña, en un viento que huele a mar, en un gesto, en una ropa; en una manera de llevarla
La veo vestida de horizonte, en el encuentro de la niebla con un barco, me dicta sentimientos, se enreda con las olas y me propone que siga mirándola, y yo voy construyendo e inventándome seres y lugares que son mi vida, voy dejando frases en las paredes y le mando mensajes de calor con mis lápices
Hace ya tantos paisajes que no la veo, tantas flores que no la huelo, que pienso que una mañana , un día , tropezará con mis pasos vagabundos, me ayudará a mirar, y me dirá: "te necesito"
Te necesito como algunas fechas necesitan canciones, como al mar le hace falta su orilla.

6 comentarios:

mi despertar dijo...

Que amor...intenso...disfrútalo, y disfruta el momento

Edurne dijo...

No sé si ella llegará a decirte algún día que te necesita, pero yo ya no puedo vivir sin tí, nunca me he drogado pero conozco el síndrome de abstinencia cuando tardas en publicar algo, es como si el viento me hubiera abandonado. Sopla, miguel, sopla. Abrázame.

mariane dijo...

Ella tropezará contigo y te dirá: te necesito. Y tú la ayudarás a levantarse y formarás parte de su horizonte.

Escribes belleza Miguel, BRAVO!!

Un abrazo tierno,

Mariane

-Pato- dijo...

Me has matado con este texto, me has agarado el corazon de las pestañas y me los has estrujado

Si pudiera te daría un abrazo, como a esos amigos a quien entendés porque estás viendo lo que están mirando.

No puedo, estamos lejos, igual quiero que sientas mi abrazo, yo sé que si vas a poder.

es verdad lo de la llave, lo de las fronteras, lo de las orillas y lo de las canciones para dias que sólo necesitan de esa canción.

Ojalá encuentres la tuya.

Un abrazo y un beso Miguel

Miguel dijo...

Mi despertar, he dado una vuelta por tu blog, he leido algunas cosas y me gustó.
Abrazos
----------
Edurne , aqui hace levante, yo soplo todo lo que quieras.
hace tiempo que no leo algo tuyo
Un abrazo huracanado
-----------
mariane, gracias por tus comentarios y por tus ánimos
Un abrazo
----------
Gracias pato , me llegó tu abrazo porteño, hay dias que necesitan de canciones, que verdad.
Un tierno abrazo.

Waiting for Godot dijo...

Tanta intensidad duele y mucho, me duele leerte.