viernes, diciembre 28, 2007

y no importa

Es aguanieve lo que cae en esta tarde fría de diciembre
Su particular manera de cerrar el paraguas y saludarlo, el gesto que le pone al abrir distraida el bolso y ofrecerle un cigarro
Y luego es la sensación de estar solos entre la gente al entrar en una cafetería
La importancia de permanecer juntos es la que los une en una mesa desde donde se oye levemente el sonido de la lluvia. Piden dos cafés y la opción de no elegir silencio
El orgullo de su cara al pronunciar su nombre o recogerse en la intimidad de su voz cuando en su idioma le cuenta que le habla a toda su familia de él, como cuando por teléfono le presentó a su hermana pequeña que en las calles de China sobrevive
Y también es esa rebeldía que lleva certificada en sus labios, su bufanda celeste salpicada por sus hombros, su pelo corto reluciendo en el brillo de la noche, su maleta de viaje siempre abierta. Se le ve tan viva, tan deliciosamente siempre viva
Y no molesta que si él es de aquí y ella de miles de kilómetros, o que hablen idiomas diferentes, porque están por encima de las etnias, de los seres que pretenden ocultarse tras las máscaras de las desemejanzas.
Se miran, se contemplan, se observan.
Y él escribiendo en una servilleta le enseña a corregir acentos, a pronunciar un te quiero con la boca abierta, igual que se abre un abanico.
Se preguntan cosas con la mirada, y siempre opinan lo mismo : somos lo que entregamos
Y es la calle quien le ofrece su mejor sonrisa, y se ríen de las dudas: de la manía que tienen de lastimar por las esquinas de la vida
Tan diferentes los dos. Pero supongo que ya sabes que hay caminos distintos que llevan a sitios parecidos
Por eso se aprietan fuerte y saben hacia que lado tienen que inclinar sus confianzas, y los mensajes de sus ojos los ponen en sus oídos y los traducen, con el descaro que tienen las profecías saliendo de sus bocas
Se rescatan y declaran: “ vámonos de aquí
Y huyen de los mensajes navideños, de la ira de los escaparates, de los humanos que se agolpan a la entrada de los comercios, de la gente que no prometen nada después de sus orgasmos.
Escapan de los caminos señalados de antemano y se dejan vencer por la carga descomunal de sus afectos. Y van escribiendo una historia de amor entre dudosos
Y cuando caminan de la mano infinidad de cosas se ponen a funcionar a causa de ellos.

9 comentarios:

Edurne dijo...

Hola, Miguel, hoy no voy a comentar el texto, sólo he venido a desearte mucha suerte y toda la felicidad posible para los próximos 3.650 días, (has leído bien) luego ya hablaremos. El suelo de Shar-i Ghoghola vale también para la pareja de la que tú escribes y para todas las demás parejas del mundo, pero también vale el suelo de Madrid, el de Cádiz, o el de Segovia, no me extraña que no lo entiendas, la verdad es que no venía a cuento pero me apetecía ponerlo. Un beso (con los pies en el aire)

claudia dijo...

quizá sea sólo cuestión de pensar en el otro y no en uno mismo...
esa pareja sentía felicidad, creo, que es algo tan difícil de sentir en estos días...
me encantaría escribir una historia asi, pero no en letras, sino vivirla...

un abrazo, siempre me encantan tus historias, la de hoy, nuevamente me traen alegría y esa sensación de alivio en el alma

ojalá que también lo vivas :)

que este año sea tan bueno como lo desees...besos
claudia

Waiting for Godot dijo...

Oh! Me mataste, es precioso! Feliz 2008 miguel.

-Pato- dijo...

Casi al final, cuando iba terminando de leerte, se me vino a la memoria el poema de Mario Benedetti cuando dice

"si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo,
somos mucho mas que dos"

Vos lo dijiste así de hermoso.

Un beso y un muy feliz 2008 Miguel.

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Tal vez la vida me ha enseñado lo duro y cuesta arriba que suele ser estar con alguien que no es como tú... de diferente color de piel, de diferente pais, de diferente religión, de diferente lengua, de diferente clase social... y a pesar de ello a veces sigo tropezando con esa piedra.
Ya no sé si es por cabezonería o por convicción... o tan vez es que soy una estúpida mosca golpeandose contra un cristal...
Un saludo y feliz entrada de año.

Rabel dijo...

Delicioso... Gracias, Miguel.

Edurne dijo...

8-1-08
Echo tanto de menos tus palabras, tus nuevas palabras, que vuelvo a estas:
"La opción de no elegir silencio"
"Se le ve tan viva, tan deliciosamente siempre viva"
"Somos lo que entregamos"
"Hay caminos que llevan a sitios parecidos"
"vámonos de aquí"
"y huyen de los humanos que se agolpan a la entrada de los comercios"
Esa diferencia con las masas humanas es la que nos acerca, por lo menos en la forma de pensar.
Un abrazo.
(Con los pies en el suelo)

claudia dijo...

te vengo a ver, y debo decir como nuestra amiga edurne, que te extraño

quiero que sepas, que sos de los poetas que amo leer

espero vuelvas pronto
un fuerte abrazo

Eric dijo...

Buenas imagenes . GRACIAS
Saludos

hoteles en panama