sábado, mayo 29, 2010

cuando sientas frío

Cuando sientas frío
y nadie comprenda que tus costumbres son las de una flor
Cuando para la cena rehogues suspiros con cebollas
Cuando para disimular tus miedos dejes una luz encendida por la noche
y te metas en la cama a corazón abierto como un melón
Cuando tus zapatos viejos extrañamente te hagan daño
Cuando la gente te mire pero no te vea
Cuando te parezcas tanto a
No tendrás ni siquiera que llamarme
recuerda que conmigo descubriste que la distancia
se atraviesa a 120 besos por kilómetro
que es imposible medirla en unidades mas pequeñas
Jugaremos a no olvidar
Jugaremos a que regresas
Nos veremos en una calle de tu ciudad
donde el ayer se convirtió en hace mucho tiempo
volverá aquel viejo latido y la sensación de hablar y oír hablar
Tú entonada de carmín y con tacones; casi tierra, casi eterna
Yo con los brazos en cruz y de rodillas
El sol aparecerá inédito en la noche
para poder alumbrar lo nunca visto
nosotros de la mano
deslumbrados de luz y sonriendo

Hoy en día todo
se gasta , deja de funcionar o se oxida
Para mí hay cosas que son imperdibles
que nunca serán descartables

3 comentarios:

Josito dijo...

Maravilloso :)

Carmen dijo...

Qué, bonito, Miguel, qué bonito. Dagusto leerlo.

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

A veces yo también siento la soledad de mis amistades en la distancia...