domingo, diciembre 14, 2008

me ocurre

Me ocurre que pierdo con frecuencia las llaves de la casa
que ya no se ver nada sin mis gafas
con una herida vago por la ciudad
como un coche buscando aparcamiento
la tarde había pasado no me acuerdo si con un zumo de arándanos o con un
En las farmacias de guardia compro pastillas
para curarme de los buitres que me vigilan por dentro
porque me duele la vida como me duelen los perros callejeros
En la consulta privada de la mesa de un bar
me diagnosticaron alta:
la tensión arterial
la úlcera de duodeno
el factor reumatoide
Y es que sigo siempre los mandatos del presente del verbo amar
que me aconseja practicar sexo oral con las hipérboles
llevar la boca siempre abierta aunque me entren muchas moscas
beber muchos mojitos por la deshidratación que aún me produce la arquitectura de sus piernas
Tampoco sería justo que mi futuro se olvidara de mi
el tiempo siempre guarda en los bolsillos un trébol de cuatro hojas
capaz de abrir un margen de optimismo
como lo abre el sonido de la línea del desfribrilador cuando la vida regresa
Entre tanta tragedia, entre tanto escombro, puede brotar un resquicio de emoción
como una concesión a la lealtad de pensar en los recuerdos
que me irá separando las manos de mi abrigo
hasta encontrarme con las suyas
Recogeremos nuestras historias del suelo
nos atreveremos a contar lo que siente el corazón de cada uno
seremos desgraciados y felices a los pies de la vida
Y ya no hará falta
el silencio para pensar en ella
los trenes sin amor
los libros de poesía
Porque los poemas estarán por ejemplo:
en los catálogos de Ikea donde rimará sofá con pasión
en el sonido de un pan que se comparte
en una mano que trabaja o acaricia
en un libro de cocina destapado en tarta de manzana
en la sala de espera de la clínica de un dentista
Y nos abrazaremos por cualquier motivo
Nos besaremos solo por la fuerza irresistible del color blanco sintético de sus empastes

5 comentarios:

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Por los sintomas... yo diria que usted lo que tiene es una "pasionitis aguda" con posible "infiltración en el músculo amoroso"... (jeje).
El mojito me parece de lo mejor que se ha inventado para la desidratación y para lo que sea.
Un saludo.

-Pato- dijo...

A mi me ocurre, que termino de leerte y estoy un poco mas arriba de las nubes :)

Besos y sofás de ikea!

Carmen dijo...

Duele la vida y sus síntomas, pero las letras son un bálsamo que no venden en las farmacias y tenemos que hacerlo nosotros mismos. Al final del poema se vislumbra una esperanza, es la lucha de quien no se resigna a la tristeza después de todo, y que así sea. Besitos.

Waiting for Godot dijo...

Yo me siento mejor persona cuando te leo, es normal? Besosssss!

Inés dijo...

Hola! me gusta eso de que mi futuro no se olvide de mí, y parece que ahí espera escondido en todas esas cosas que describes, en la cotidianeidad, pero hay que darle una buena descarga para que se reanime para que el futuro sea presente y no sólo futuro para siempre, muy chulo el poema, es una pena que tusrelatos haya perdido el ritmo de antaño pero siempre hay huecos para la escritura, ¿no? un abrazo!