lunes, mayo 21, 2007

algunas veces

Hay tiendas y sonrisas, nuevos mercenarios del turismo, pechos homologados por Aenor que conocen demasiado sus derechos, miserias que anuncian desarrollos, movimientos de caderas que hacen saltar las alarmas de los bancos, labios que comulgan con ruedas de molino, parejas que tienen prisa, que ya no saben besarse en los jardines
Mientras me decido entre un café o un gin-tonic, un yonqui me pide tabaco y jura sin fe que necesita 2 euros para el bus
Pido voluntario la expulsión del paraíso y agradezco el vacío que contiene el interior de un hotel
Este cuarto con una pared blanca y otra naranja, pugnando por el aire fresco de un aparato de aire acondicionado , me otorga una noche mas tranquila
Hay estrellas temblorosas en el cielo de un techo de escayola
Que fácil es estar en otra parte
Aunque nunca te lo haya dicho , cierro los ojos y apareces descalza y en vaqueros, te recuestas a mi lado y te apoyas en mi pecho, hemos hablado muchas tardes así tú y yo; tus proyectos, mis viajes, aprendiendo los dos a convivir, escogiendo las renuncias, ahuyentando a los fantasmas que crecen a la sombra de una distancia. Y antes de volver a la rutina nos visitaba el amor cerrándonos en un paréntesis de abrazos
Aunque no lo entiendas, para tu asombro, he ido a esperarte algunas veces a la puerta de tu casa, he esperado que subieras al coche , para aparecer de pronto y pedirte una esquina de tu boca , para mirar el mundo con tus ojos, o para volver a nacer cuando te miro.
Algunas tardes al salir del trabajo, hemos paseado por los adoquines mojados de una calle, y al doblar alguna esquina nos hemos besado junto a la oscuridad de una pared, apartándonos de la lluvia
Aunque no lo imagines, o tal vez si, todo esto me ayuda a derribar el muro de las 12 de la noche. Por ejemplo : no sé si te habrás dado cuenta que este viernes al terminar una semana insoportable nos hemos dado la mano en la paz de un mantel en una cena, los dos unidos, extrañamente limpios, en medio de la gente. Y al salir de la comida, antes de coger el coche, bajo la luz fluorescente de un aparcamiento subterráneo, me he acercado a tu cintura, para que escucharas el sonido del amor junto a tu blusa.


* Eloy Tizon, E. Galeano,Bukowski,Oscar Wilde, Garcia Montero....
tbllt

4 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

DIOS! PERO QUé HERMOSO!!!!!!!!!!!!! ME MUEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Yo también imaginaba que ella estaba a mi lado, a veces... cuando necesitaba con quien hablar... alguien a quien amar.
Cada vez tengo menos de esos sueños: tal vez porque los plasmo en un papel o en una cinta magnética, tal vez porque intento vivir mi vida, tal vez por el peso de la que llevo recorrida.

(por cierto, Miguel, entre tú y yo: ¿Un gin-tonic? Pero... en fin... nada, nada. Yo prefiero el ron con soda.)

-Pato- dijo...

Estoy completamente segura que aunque no lo supiera, se lo ha imaginado, así palmo a palmo.

Me has emocionado hasta la médula, este texto alucinante estoy segura que ha brotado luego de leer el poema de García Montero, el mismo que inspiró a Quique Gonzalez a componer un tema que te recomiendo escuches "Aunque tu no lo sepas".

No te lo pierdas, viene al dedillo.

Un abrazo, sos increíble, cómo no te va imaginar!

mariane dijo...

pufff, la imagen de ella en vaqueros descalza recostada en tu pecho... esos momentos inolvidables verdad??

PRECIOSO, me haces recordar...

Mariane