lunes, septiembre 22, 2008

vía crucis

La lluvia que cayó este domingo sobre el paseo marítimo tenía vocación de estación terminal
El olor a tierra después de la tormenta llevaba la marca de un olvido
Mi forma de vestir era puro compromiso de finales de verano
Me lo contaba el brillo de los adoquines a la luz de las farolas , me lo decía la lluvia bajando por el borde de la carretera hasta desaparecer en la arena de la playa
Yo estaba solo, y a ella la sentía allí conmigo, por eso quise robarle un par de naranjas al tiempo, por eso le sujeté el paraguas mientras buscaba en su bolso el paquete de tabaco, y mientras encendía un cigarrillo le puse la mano en el hombro mirándole a los ojos; tan castaños, tan limpios; a pesar del tono gris de los recuerdos. Y en mi corazón anoto que aún sigue creciendo
Y así fui recorriendo las calles de una tarde que jugaba con el frío, una tarde para aburrirse mucho, para tomar muchos cafés en el bar de la estación y aprenderme de memoria el horario de los trenes
Luego estuve pegando folios en blanco por las farolas de la ciudad, porque todos los veranos que terminan tienen cosas que decir
Las gotas de agua escoltaban mi cuerpo. Intenté llamar a un taxi, pero no hizo falta, hay gestos que nos sobran a los fugitivos medievales que nos evadimos por las esquinas y por los muelles, y paró nada mas verme. Tampoco hizo falta explicarle a donde iba, el taxista encaró el puente hacia la N IV cuando vio una bola negra amarrada en mi tobillo
Aún se puede ser feliz pensé—, con la misma dignidad que caía el chaparrón sobre la bahía; agua dulce, sin embargo aceptando ser estéril
Con idéntica resignación que tuve que tener aquel curso cuando me llevé todo el invierno mirando por la ventana de la clase como los demás niños jugaban con la lluvia en el patio del recreo
En aquel año que me me negué a realizar el recorrido del vía crucis, también me pusieron dos grilletes y un cero en religión

6 comentarios:

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Es lo que tienen los días de lluvia: que potencian la melancolía, los recuerdos, los olores...
...el olor...
creo que podría llegar a enamorarme de una mujer por su olor...

Carmen dijo...

Hay estaciones por las que el paso no resulta fácil.
Un abrazo, miguel

Cascabel dijo...

Tú quieres explicarme lo que dicen los sueños, yo mientras me dedicaré a buscar la llave que abre esos grilletes..

Un abrazo, Miguel

LA CAÑA DE ESPAÑA dijo...

Lo siento (de verdad) pero...
TE HE INVITADO A UN MEME

-Pato- dijo...

"En aquel año que me me negué a realizar el recorrido del vía crucis, también me pusieron dos grilletes y un cero en religión"

Me hiciste reir en este párrafo y soñar en el resto.

Un saludo de fugitiva medieval ;) y besos.

-Pato- dijo...

"En aquel año que me me negué a realizar el recorrido del vía crucis, también me pusieron dos grilletes y un cero en religión"

Me hiciste reir en este párrafo y soñar en el resto.

Un saludo de fugitiva medieval ;) y besos.