miércoles, agosto 30, 2006

"ya nos veremos"

Me estabas regalando las mañanas recién cortadas de sábados y domingos ,luego bautizábamos con café con leche la proa de la cafetería de la alameda
Yo había empezado a hacer planes para dos y de pronto desapareces, hoy te he llamado:
“Prometo que jugaré con los rizos de tu pelo negro” - fue lo último que te dije por teléfono-
Pero el Faro y el Orden que necesito se esfumaron detrás de tu: “ya nos veremos”. Y ahora tengo una mirada reposada sobre ojeras, una noche llena de noches…
¿Quien te cambió? ¿cómo eras? ¿cuando vuelves? ¿cuántos fuimos?
Y me has dejado otra vez sentado en el banco bajo el árbol de todos los inviernos de mi vida
Culpaste a ese puente entre dos vidas paralelas condenadas a no cruzarse. No hay mas allá, se nos va yendo nuestra historia, borremos nuestros días compartidos o crucemos los dedos
“Quédate con mi sonrisa miguel “... Eso sería dejarte sin alma.

* simplemente literatura

2 comentarios:

-Pato- dijo...

Nooo, no puede ser que no quiera verte ya!

Algo le ocurre para que te diga que te quedes con su sonrisa y lo deje así.

¿Esto es solo un ensayo literario o te sucede?
Porque si solo estás sacando de tu memoria emotiva algunr ecuerdo y lo estás plasmando, te ha quedado muy bien, he visto la postal de tu desencanto, pero si esto te sucede en verdad, dejame estar con vos un rato en ese banco, bajo el árbol de tus inviernos y permitime que te haga companía.

Sé lo que sentís.
Besos.

Carmen dijo...

Ese ya nos veremos suena igual a ese "ya lo llamaremos de las entrevistas de trabajo. Para la vida real (acaso hay otra) es duro, pero para la literatura es fantastico si se tiene tu talento para contarlo.

Un amistoso abrazo